Carta implicaría a la policía en la muerte de Malcolm X

Así lo asegura la familia, que también acusa al FBI.

73

Una confesión póstuma que implica a la Policía de Nueva York y al FBI en su asesinato. Eso es lo que la familia de Malcolm X ha difundido como una nueva prueba para clarificar la muerte del activista de derechos civiles.

Tres hijas de sus hijas, Qubiliah, Ilyasah y Gamilah Shabazz, acompañadas por abogados, pidieron que las autoridades reabran el caso del líder social a la luz de una “nueva prueba” presentada por el familiar de un policía encubierto fallecido llamado Raymond Wood.

Wood confesó en una carta antes de morir que la Policía y el FBI conspiraron para “socavar” el movimiento por los derechos civiles, y que su misión fue infiltrarse en él para alentar a sus líderes y miembros a cometer delitos, según indicaron en una nota de prensa su familiar, Reggie Wood, y sus abogados.

Según consignó el canal NBC, en la carta, firmada en 2011, el policía fallecido explicó que debía infiltrarse en el movimiento “para hallar evidencia de actividad criminal y que el FBI pudiera desacreditar y arrestar a sus líderes”, y que “bajo la dirección” de sus superiores alentó a sus miembros a “cometer actos criminales”.

Wood dijo que tuvo responsabilidad en el arresto de dos miembros del equipo de seguridad de Malcolm X días antes del discurso público en el Audubon Ballroom, en el vecindario de Washington Heights (Manhattan), donde murió tiroteado el 21 de febrero de 1965.

Tres hombres fueron acusados del crimen y condenados a cadena perpetua: Mujahid Abdul Halim (también conocido como Talmadge Hayer o Thomas Hagan), Muhammad Abdul Aziz (alias Norman 3X Butler) y Khalil Islam (alias Thomas 15X Johnson). Islam falleció en 2009 y los otros dos están en libertad condicional.

“Participé en acciones que en retrospectiva fueron deplorables y perjudiciales para el avance de mi propia gente negra. Mis acciones en nombre del Departamento de Policía de Nueva York fueron hechas bajo coacción y miedo”, continuaba la confesión, que fue leída por el familiar de Wood.

Una de las hijas de Malcolm X, Ilyasah Shabazz, dijo que había vivido décadas de incertidumbre y declaró que “cualquier prueba que aporte más información a la verdad después de aquella terrible tragedia debería ser exhaustivamente investigada”.

La fiscalía de Manhattan dijo en febrero de 2020 que estaba revisando el caso de Malcolm X y que se había reunido con representantes del Proyecto Inocencia después de que una serie documental de Netflix planteara preguntas sobre dos de los hombres condenados en el caso.


También te puede interesar