Corrupción en el Ejército: Esposa de Fuente-Alba fue formalizada

Ana María Pinochet, esposa del ex comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, es acusada de lavado de dinero.

203
Ana María Pinochet y Juan Miguel Fuente-Alba son acusados de lavado de dinero
Ana María Pinochet y Juan Miguel Fuente-Alba son acusados de lavado de dinero.

El Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago decretó arresto domiciliario para Ana María Pinochet, esposa del ex comandante Juan Miguel Fuente-Alba. Esto tras ser formalizada por lavado de dinero.

La Fiscalía acusa a la pareja de realizar millonarios movimientos bancarios utilizando montos destinados a gastos reservados.

Juan Miguel Fuente-Alba fue imputado, en primera instancia, por lavado de activos y quedó con medidas cautelares de firma mensual y arraigo nacional. Ambos fueron reformalizados esta semana.

El fiscal José Morales acusó a la pareja de incrementar su patrimonio en mas de 280% entre los años 2010 y 2016.

“La imputada e imputado con el dinero recibido como consecuencia del delito base, realizaron una serie de inversiones, contratos y gestiones con ánimo de lucro“, comenzó diciendo el persecutor.

“Logrando integrarlo al sistema económico formal, vulnerando los sistemas de controles preventivos en materia de lavado de dinero“, agregó.

Los argumentos contra Fuente-Alba y su esposa

El fiscal Morales argumentó que Fuente-Alba Poblete y Pinochet Ribbeck actuaron “con pleno conocimiento de que los dineros señalados anteriormente provenían de la comisión del delito de malversación de caudales públicos cometido entre 2010 y 2014“.

“Realizaron conductas constitutivas de lavado de dinero en forma reiterada a lo menos entre los años 2010 a 2016“, explicó Morales.

“Colocaban las ganancias ilícitas en el sistema económico formal, tanto las que provenían directa como indirectamente del delito base“, concluyó.

Según la Fiscalía, Ana María Pinochet y el ex comandante en jefe del Ejército efectuaron una serie de compras en empresas como Copec, Latam y Soquimich.

También se presentaron pruebas de al menos 35 operaciones de compra y venta de vehículos a nombre de la pareja. Ahora tendrá lugar el proceso probatorio, que podría terminar con ambos imputados en la cárcel.