El 18 de octubre y la masa crítica

El 18 de octubre debe conmemorarse como un momento de unión entre las personas. El día en que nos dimos cuenta de que había que salir a la calle a encontrarnos.

317
18 de octubre
El 18 de octubre terminamos de convencernos de que había que salir a la calle. Eso provocó que el 25 se produjera la manifestación más masiva de nuestra historia.

“El 18 de octubre es el episodio de violencia política más grande de la historia reciente del país”, dijo el ex subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, retratando la distancia que hay entre la percepción de la élite político-económica y la de la mayoría de la gente sobre un día histórico.

Todo comenzó un 11 de octubre, con la evasión masiva en estaciones de Metro por parte de escolares movilizados. “Esto no prendió”, dijo el profeta Clemente Pérez (que acaba de sumarse al comando de Sebastián Sichel).

Para el 18 de octubre ya eran cientos de miles los que se habían sumado a los escolares, que dieron el ejemplo una vez más, como en 2011.

Sin embargo, la movilización más multitudinaria, que incluyó la denominada “marcha del millón” en el centro de Santiago, se produjo el 25 de octubre ¿Qué pasó entre medio? ¿Por qué el 18 de este mes sigue siendo la fecha más simbólica del Estallido Social?

La primera pregunta tiene varias respuestas largas, y una versión corta bastante definida. Lo que pasó entre medio fue un paradigmático despliegue de acciones y declaraciones que pusieron en evidencia la desconexión entre la élite y el resto de nosotros, los otros 18 millones de personas que también vivimos en Chile.

Si ya veníamos de las osadas recomendaciones de ministros que invitaban a levantarse más temprano y comprar flores, en esos días Piñera superó todo desplante descarado de ricos sin noción de realidad. Poco después de terminar su pizza, aseguró que estábamos en guerra.

Eso fue lo que pasó en esa semana, que terminó de motivar la manifestación más grande de nuestra historia, el 25.

El 18 de octubre será siempre reconocido como la fecha más emblemática de la revuelta por lo que pasó ese día y después. El 18 tiene el valor de ser el momento en que se produjo el fenómeno de la “masa crítica”.

La “masa crítica” es un concepto que se usa desde la química hasta la sociología. Para fenómenos humanos puede graficarse así: es la cantidad de personas que tienen que mirar para un lado, para que todo el resto, de golpe, mire también para ese lado.

El 18 de octubre yo estaba en Lican Ray. Aquí también salimos a cacerolear. Y vimos por TV y por internet a la gente en Santiago y el resto del país. Ese día, en cada lugar de Chile nos dimos cuenta de que teníamos que mirar todos para el mismo lado.

El viernes siguiente lo hicimos juntos, en masa. Entonces sí estuve en Santiago, cuando millones en la calle expresamos el mismo rechazo ante la injustica y el mismo amor por los nuestros.

Hoy la lucha continúa. En las calles y en el alma de cada uno.