¿Lewis Hamilton es el mejor piloto de la historia?

115

Tras la obtención del séptimo título mundial del inglés en la máxima categoría del automovilismo, muchos entendidos en la materia aseguran que Hamilton destronó a Michael Schumacher y a Juan Manuel Fangio como el más grande piloto de todos los tiempos de la especialidad. Se abrió este entretenido debate donde próceres como Alain Prost, Niki Lauda y Ayrton Senna también tienen mucho qué decir.

Tras el fin del campeonato mundial de la Fórmula Uno en su temporada 2020 y, a su vez, consumado el séptimo título para el británico Lewis Hamilton, mucho comenzaron a preguntarse ¿estamos en presencia del piloto más grande de todos los tiempos?

El joven oriundo del sur de Inglaterra tiene todos los pergaminos para estar en el podio histórico del deporte tuerca, pero aún no aglutina unanimidad para ponerlo en lo más alto de dicho escalafón.

Siete títulos mundiales no es cualquier cosa. A sus 35 años, Hamilton logró igualar el récord del alemán Michael Schumacher en cuanto a torneos ganados se refiere. Si habláramos en términos estrictamente estadísticos, la disputa sería exclusiva entre ellos dos, y unos peldaños más abajo el argentino Juan Manuel Fangio, campeón mundial en cinco ocasiones, en la época de inicio de esta especialidad.

Lo cierto es que, para muchos expertos, llevar esta disputa sólo a términos de números es injusto y fuera de contexto, pues los monoplaza que cada uno de estos mencionados pilotos condujo no son los mismos en cuanto a tecnología.

Los autos de competencia actuales, lo que menos son es ser simples autos. La vanguardia de la ingeniería mecánica ha elevado a niveles impensados la innovación y tecnología automotriz, por lo que ahora es tan importante la virtud del piloto como el tener detrás un equipo de expertos de primer nivel.

La discusión, para hacerla pareja, debe ser analizada en cuanto a las virtudes de cada conductor y su talento para enfrentar las dificultades de las carreras. Si nos ponemos a analizar bajo ese prisma, a los tres pilotos mencionados debemos incluir al francés Alain Prost, al austríaco Niki Lauda y al brasilero Ayrton Senna.

Cada uno de ellos destacó en su época por tus aptitudes al volante y por un talento único frente a adversidades en la pista. Si se trata de destacar una mente fría la estrella se la lleva Prost, ninguno como él para la estrategia. Campeón mundial en cuatro ocasiones, dominó la década de los ´80 acompañado de McLaren y Ferrari, donde varios lo enarbolan como el mejor piloto de la historia en cuanto a conocimiento de sus rivales y de cómo analizar cada competición.

Sobre Niki Lauda, su nivel de competitividad, su espíritu ganador, su poder mental están por sobre todos los demás. Poseedor de tres títulos a nivel mundial, Lauda fue un ejemplo de lucha ante la adversidad. Tras su brutal accidente en 1976,  que le comprometió rostro y cabellera, se pensó que sería el fin de su carrera. Sin embargo, contra todo pronóstico, volvió a la pista para convertirse en leyenda.

Y finalmente, qué podemos decir que no se haya dicho de Ayrton Senna. El más temerario de todos, con un carisma y valentía fuera de lugar, extraordinario en las disputas uno contra uno, nadie lo iguala en las calles de Mónaco, la lluvia su mejor aliado y máxima especialidad. Aún posee el record de ser el piloto más rápido de la historia. Mucho de los actuales conductores lo idolatran en exceso, como también varios expertos se inclinan por él para señalarlo como el más grande de todos.

Frente a estos datos no menores, lo cierto es que no podemos establecer si Hamilton ya superó a todos para ser el mejor. Seguramente seguirá pulverizando récord, aumentará sus números de pole position y carreras ganadas, pero es difícil dejar como una verdad absoluta e irrefutable si ya es el más grande de la historia.

Solo nos queda disfrutar de su actual momento, sin darle mayor realce a sí es o no el número uno. Lo único claro es que su carrera ya es legendaria, le queda mucho por recorrer y seguir demostrando que está a la altura de escribir su nombre con letras doradas en los libros de historia del automovilismo.


También te puede interesar: