Niños de Aldeas Infantiles SOS claman por ayuda en Puerto Varas

Un grupo de niños y adolescentes de Aldeas Infantiles SOS de Puerto Varas se manifestaron para denunciar malos tratos y pedir ayuda.

240
Niños y adolescentes de Aldeas Infantiles SOS organizaron una manifestación en Puerto Varas
Niños y adolescentes de Aldeas Infantiles SOS organizaron una manifestación en Puerto Varas.

Según registró el Diario Puerto Varas, se produjo una manifestación a las afueras de las casas de Aldeas Infantiles SOS de esa ciudad organizada por niños y jóvenes que residen en ellas.

Los menores de edad protestaron acusando malos tratos y clamando por ayuda al Gobierno y la comunidad en general.

La manifestación apunta contra la directora de las Aldeas Infantiles SOS de Puerto Varas, Elizabeth Maturana, que asumió a principios de año.

A Maturana se la cuestiona doblemente, tanto por sus determinaciones organizacionales como por sus antecedentes.

En septiembre de 2013, cuando administraba las Aldeas SOS de Arica, fue detenida en esa sede tras una orden por desacato, emanada del Tribunal de Familia. Esto por negarse a recibir a una menor apresada por hurto y derivada por el Tribunal, argumentando que la institución se encontraba “copada”.

“Al llegar, separó a las mujeres de los programas. Mujeres para allá, hombres para acá. A las chicas nadie les avisó que las iban a separar. Ellas supieron dos días antes que las iban a cambiar de casa. Ni siquiera sabían a dónde se iban a ir. A los hermanos que vivían juntos, los separaron”, relató uno de los adolescentes que organizaron la protesta.

“En la casa en la que vivíamos éramos una familia. Teníamos ese concepto de familia. Por ejemplo, en mi casa nos queríamos todos. Éramos familia. Cuando nos separaron fue muy difícil para mí, para todos y para la tía de la casa, que en ese tiempo era nuestra mamá”, agregó.

Lorena Yunge, psicóloga clínica, trabajó durante años en la Oficina de Protección de Derechos de la Infancia de Puerto Varas y actualmente en el Departamento Social de la Municipalidad. Ella explicó que el presente de los menores que se manifestaron “es complejísimo, porque sin duda se ve alterada la estabilidad emocional. Acá se genera una suerte de revictimización. Son niños que vienen de escenarios con episodios de violencia desde sus casas. Lugares que debiesen entregar estabilidad”.

“Vienen muy vulnerados y victimizados. Obviamente esto genera una revictimización, porque para promover una estabilidad emocional en niñas, niños y adolescentes, uno de los elementos que hay que tener en consideración es la predictibilidad. O sea, generar ambientes predecibles y estables. Un concepto que es importante agregar es la invalidación. Se invalidan los vínculos. Se invalida la estabilidad”, agregó.

Nota completa en Diario Puerto Varas.