Presidente evalúa extensiones tributarias para financiar pensiones

Si la discusión del 6% de cotización adicional sigue entrampada, se pondría discusión inmediata al proyecto.

94

El Gobierno espera prontamente llegar a un acuerdo con la oposición sobre el destino que tendrá el 6% de cotización adicional, iniciativa que fue despachada de la Cámara de Diputados en a fines de enero de 2020.

Para lograr este objetivo, el Presidente Sebastián Piñera adelantó que podría ponerle discusión inmediata al proyecto, aunque con algunas modificaciones.

Para esto se buscaría mantener la idea de que el 6% se divida en 3% para el ahorro colectivo y el otro 3% para la cotización individual. Sin embargo, “el Estado está dispuesto a hacer un aporte adicional como ya hicimos cuando mejoramos el Pilar Solidario, con fondos generales de la nación, que vienen de impuestos”, adelantó el Mandatario.

Para esto, el Ejecutivo estaría evaluando aumentar en un 2 por ciento la cotización adicional, es decir, llegaría a un total de 8%.

“¿Cómo se financia esto? La verdad es que habría que entrar todo el paquete. Hay algo que se llama las exenciones tributarias, impuestos que no se pagan porque hay exenciones, privilegios. Nosotros estamos dispuestos a revisar esas exenciones para poder aportar más recursos para poder mejorar ahora las pensiones de todos los chilenos”, explicó.

¿Qué opinan los expertos?

Álvaro Moraga, abogado de Moraga & Cía, expuso que “pensar que la eliminación de determinadas exenciones importa un avance real en materia de recaudación es un error. Y también lo es pretender que estas medidas se tomen en medio de la pandemia. El propio informe del FMI y de la OCDE señalan la conveniencia de materializar las eliminaciones sólo cuando pase la pandemia”.

No obstante, agregó que “son el impuesto al diésel, las ganancias de capital y la renta presunta -en materia de impuesto a la renta-, y el transporte de pasajeros y los seguros -en materia de IVA-, las principales exenciones que carecen de justificación y cuya eliminación traería consigo aumento en la recaudación. Sin embargo, pensar que las exenciones deben simplemente eliminarse es un error aún más grave. Muchas de ellas deben actualizarse”.

Nicolás Brancoli, gerente senior de consultoría tributaria de EY, comentó que “tener discusiones sobre este tema no es per se algo negativo, es propio de una sociedad que busca legitimar su sistema tributario. Lo que necesitamos, sin embargo, es que esta discusión sea seria, con argumentos técnicos, datos ciertos y alejados del populismo”.

¿Aumentar el IVA?

Para Moraga esta idea no es descartable: “Si se quiere una medida de impacto real, y probada en otros países (como Suecia), debe apoyarse la iniciativa de aumentar en un 1 punto el IVA, condicionado a que todo lo que ese punto recaude vaya a un fondo solidario que permita que las pensiones mínimas puedan tener la dignidad que toda persona merece, y a lo cual contribuiríamos todos por igual”.

Opinión distinta tiene Ignacio Gep, socio de Puente Sur, quien afirmó que “no creo que la alternativa sea aumentar la tasa del IVA, lo que sí haría es mirar qué segmentos hoy día no están pagando IVA. Por ejemplo, el IVA a los servicios hoy día no existe y genera una diferencia casi ficticia y arbitraria entre algunas actividades que están afectas a IVA y otras que no”.


También te puede interesar: