Scarlett Johansson demandó a Disney por Black Widow

La actriz Scarlett Johansson recurrió a los tribunales de Estados Unidos acusando un incumplimiento de contrato que afectó sus ingresos.

222
Scarlett Johansson demandó a Disney por el estreno de Black Widow
Scarlett Johansson demandó a Disney por el estreno de Black Widow.

En una de las noticias más comentadas de la semana, se difundió que Scarlett Johansson, protagonista de Black Widow, denunció a Disney por un eventual incumplimiento de contrato.

De acuerdo a la reconocida actriz, la compañía incumplió al lanzar simultáneamente el filme tanto en cines como en su plataforma digital Disney+.

Así lo hizo saber en la querella que presentó en un tribunal de Los Angeles. En ella sostuvo que el acuerdo garantizaba el estreno exclusivo en cines, ya que su pago estaba basado en los beneficios de taquilla de la película.

La actriz aseguró que hubo una promesa por parte de Disney que no se respetó. “Disney era muy consciente de esta promesa, pero aun así dio instrucciones a Marvel para violar su compromiso y, en lugar de eso, lanzar la película en Disney+ el mismo día que llegó a los cines”, explicó Johansson.

Según medios estadounidenses, en la denuncia, se puede leer que “Disney intencionadamente indujo el incumplimiento de contrato de Marvel, sin justificación, con el objetivo de impedir que Johansson obtuviera los beneficios totales de su acuerdo con Marvel”.

Black Widow protagonizada por Scarlett Johansson

Black Widow es la primera película que estrenó Marvel desde que inició la crisis sanitaria producida por la pandemia. Es, además, la despedida de Scarlett Johansson de su personaje de Natasha, que interpretó por prácticamente una década.

Scarlett Johansson en una escena de Black Widow
Scarlett Johansson en una escena de Black Widow.

El film, dirigido por Cate Shortland, logró 80 millones de dólares en su primer fin de semana de estreno en los cines de Estados Unidos y Canadá. A esa cifra se le suman otros 78 millones de dólares en el mercado internacional.

Disney informó que  consiguió otros 60 millones de la moneda estadounidense por las ventas en Disney+ en ese mismo fin de semana. Los suscriptores de la plataforma debieron pagar un extra de 30 dólares para ver la producción.