Joven que cayó al Mapocho da su versión de los hechos

El joven de 17 que mantiene una causa paralela en su contra por desórdenes públicos, llegó acompañado de su madre a la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones.

161

Tras meses del incidente que involucra al exfuncionario de carabineros Sebastián Zamora, el menor de edad que cayó al río Mapocho relató su versión de los hechos a Fiscalía.

 

El joven de 17 que mantiene una causa paralela en su contra por desórdenes públicos, llegó acompañado de su madre a la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones a relatar lo sucedido ese día. 

Su versión de los hechos  

Según el menor de edad, luego de reunirse con amigos en las inmediaciones de Plaza Italia señala que “había una manifestación en ese lugar. Me separé de mis amigos y me quedé solo, me gusta andar así”. 

“Los carabineros empezaron a reprimir” siguió “no dejaron que la gente se reuniera en Plaza Italia” dijo y agregó que arrancó hacia Pío Nono. 

“Hicieron una encerrona y volví a arrancar hacia Pío Nono, cuando de repente sentí un empujón mientras corría por la vereda poniente del puente”, detalló en su testimonio consignado por El Mercurio. 

Finalmente, recordó lo sucedido al llegar al Río Mapocho, “además de mí, corrió más gente. Yo iba arrancando cuando sentí que me agarran desde atrás con ambas manos por sobre mi mochila, a la altura de mis costillas, debajo de mis axilas. Sentí un empujón que me levantó y choqué con la baranda poniente del puente Pío Nono“. 

Tras su caída, el menor relata que “desperté en una camilla abajo del puente. Quise levantarme y no pude porque un rescatista me dijo que no. Yo quería levantarme, pero me di cuenta de todo lo que me pasaba. Estaba tapado de sangre en la cabeza y las muñecas con cartón, ya que me estabilizaron para no poder moverlas”.  

Los mismos rescatistas dieron aviso a su familia sobre el accidente. Ya en la clínica, el diagnóstico médico fue claro: traumatismo encéfalo craneano cerrado.  

Actualmente, el joven se encuentra recuperándose física como mentalmente. “Psicológicamente no me siento bien”, explica “no puedo jugar a la pelota, no puedo andar en bicicleta. Las manos las puedo mover, pero hacer un mal movimiento me podría afectar demasiado. Solo puedo hacer cosas livianas”. 


También te puede interesar: