EEUU dejó Afganistán y los talibanes se tomaron el poder

Tras la retirada de las tropas de EEUU de Afganistán, rápidamente los rebeldes talibanes hicieron huir al presidente afgano, Ashraf Ghani.

152
Talibanes se tomaron el poder en Afganistán tras retirada de EEUU
Talibanes se tomaron el poder en Afganistán tras retirada de EEUU.

Según declaraciones del Pentágono, el rápido colapso del gobierno y el ejército de Afganistán ante los talibanes se debió a la falta de liderazgo, a pesar de años de ayuda y entrenamiento por parte de EEUU.

“Se puede financiar, se puede entrenar, se puede apoyar, se puede asesorar, se puede asistir. No se puede comprar voluntad, no se puede adquirir liderazgo, y faltaba liderazgo”, dijo el portavoz del Pentágono, John Kirby.

El domingo recién pasado los talibanes llegaron a las puertas de Kabul, al cabo de una ofensiva iniciada en mayo tras el comienzo de la retirada de las tropas de Estados Unidos y de la OTAN.

En los últimos diez días, los insurgentes se apoderaron de todas las grandes ciudades de Afganistán casi sin resistencia, según informaron medios como Al Jazeera.

“El Emirato Islámico ordena a todas sus fuerzas que permanezcan a las puertas de Kabul, que no intenten entrar en la ciudad”, tuiteó Zabihullah Mujahid, un portavoz de los talibanes.

El ministro del Interior de Afganistán, Abdul Sattar Mirzakwal, prometió en un mensaje en video “una transferencia pacífica del poder a un gobierno de transición”. El presidente afgano, Ashraf Ghani, pidió a las fuerzas de seguridad que garanticen la “seguridad de todos los ciudadanos” manteniendo el orden público en Kabul.

EEUU se retira y llegan los talibanes a Afganistán 

Sin embargo, el pánico se impuso en Kabul. Las tiendas cerraron y la gente buscó desesperadamente retirar su dinero de los bancos. Mientras, los países extranjeros organizaron apresuradamente la evacuación de sus ciudadanos y de los afganos que trabajaron para ellos.

Finalmente, el domingo por la noche, el presidente Ghani abandonó el país, justo después de que los talibanes afirmaran que sus combatientes habían entrado en varios distritos de la capital afgana, contrariamente a las órdenes iniciales.

Por otro lado, varias fuentes talibanas reportaron que los insurgentes tomaron el control del palacio presidencial, lo que fue finalmente confirmado con fotografías del interior del recinto.

Tras conocerse la noticia, Ghani dijo en un mensaje en Facebook que huyó del país para “evitar un baño de sangre”, y reconoció que “los talibanes han ganado”. No informó adónde ha ido, pero el grupo de prensa afgano Tolo sugiere que viajó a Tayikistán.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, exhortó horas después a los talibanes y a todas las demás partes en Afganistán a que se comporten “con la máxima moderación”.

Tras los sucesos del domingo, una marea humana se precipitó este lunes al aeropuerto, única puerta de salida del país. Otros videos reflejan escenas de caos total en las pistas, con civiles peleándose por subir a las pasarelas o escaleras que conducen a los aviones.

El tumulto es tal que las tropas estadounidenses, que garantizan la seguridad en el aeropuerto, dispararon al aire para controlar a la muchedumbre.