PAM: La unión entre ciencia, tecnología y arte

La PAM o Plataforma Arte y Medios es un espacio que busca documentar, analizar y difundir obras de arte que se basan en la ciencia y tecnología.

65
La Plataforma Arte y Medios PAM destaca las obras de arte que se basan en la tecnología
La Plataforma Arte y Medios PAM destaca las obras de arte que se basan en la tecnología.

Aunque las combinaciones entre ciencia, tecnología y arte son cada vez más comunes, no hay muchos espacios donde puedan ser apreciadas. La Plataforma Arte y Medios -PAM- tiene el objetivo de solucionar ese problema.

PAM cuenta ya más de 5 años dedicada a difundir las manifestaciones artísticas que se basan en la ciencia y la tecnología.

La directora de esta plataforma es Valentina Montero y tiene su misión bien definida. Según plantea, la Plataforma Arte y Medios se interesan por la investigación y difusión de científicos y artistas que trabajen con soportes o lenguajes tecnológicos.

PAM se dedica a buscar y seleccionar los trabajos emergentes de distintos artistas. Además, la comunidad que se forma en torno a la plataforma puede sugerir artistas que presenten sus trabajos.

Lo importante en el rol que se autoimpuso la Plataforma de Arte y Medios no llega hasta la presentación de obras, sino que va más allá. También se encarga de gestionar entrevistas con el objetivo de profundizar en los trabajos e ideas de los creativos cuyas obras difunde.

Cuando esta plataforma se entera de que alguien está llevando a cabo un proyecto, aprovecha y lo entrevista. De esa manera, obtiene información audiovisual de primera fuente y ven los procesos y reflexiones del artista a medida que avanza en su obra.

Temas o elementos que se presentan en la PAM

El espacio en línea de la PAM documenta, analiza y difunde prácticas artísticas que usen lenguajes o soportes que provengan de la tecnología o de la ciencia. Por tanto, la Plataforma Arte y Medios se centra en todos los trabajos creativos que se realizan con elementos tecnológicos.

La PAM entiende que en los últimos años han aumentado los artistas que trabajan con lenguajes experimentales e híbridos, o con materiales no tradicionales. Así que hace falta que sus trabajos sean documentados y se les entreguen herramientas que los ayuden a contextualizar sus propuestas de forma teórica e histórica.