Recomposición corporal: cómo tener “calugas” en 3 meses

La recomposición corporal es un método que combina una alimentación a base de proteínas con un poco de ejercicio, con grandes resultados.

173
Ejemplo de recomposición corporal
Ejemplo de recomposición corporal.

La “recomposición corporal” consiste en ganar masa muscular y perder grasa al mismo tiempo. Es una tendencia que se está tomando las redes sociales, recomendada por diversos preparadores físicos.

El fenómeno de la recomposición corporal abarca la pérdida de peso y grasa como cualquier dieta. Sin embargo, el método busca que, de manera paralela, puedas fortalecer tu masa muscular.

En general, este método hace referencia a la mejora de la proporción de músculo y grasa. Ha sido un forma para lograr cambios estéticos que sirven para motivar a las personas en sus objetivos de cambio de hábitos.

Respecto a los cambios de peso, esto es distinto a una dieta normal, ya que se debe evitar las pérdidas superiores al 1% del peso corporal total.

or ejemplo, solo debe haber una pérdida igual a 800g semanales en una persona de 80 Kg. Esto, ya que, en primer lugar, una mayor pérdida se vincula con un mayor déficit calórico y esto, a su vez, se vincula con una mayor fatiga tanto a nivel fisiológico.

Por otro lado, cuanto mayor es la pérdida, mayor es la probabilidad de estar perdiendo masa libre de grasa (músculo, glucógeno y agua corporal) y no tanto grasa corporal. Por esto, el proceso debe estar acompañado de personas aptas para entrenarte. 

Las etapas de la recomposición corporal

Hay 3 escenarios para sumarse al método de recomposición corporal. La etapa inicial es para aquellos que desean perder grasa y generar músculos al mismo tiempo. Aquellos que no hacen actividad física de manera regular, deben comenzar cuidando la alimentación, para poder lograr una buena ejercitación

A medida que se incorporan estos nuevos hábitos, el cuerpo irá respondiendo y cambiando según tu metabolismo. Llegado un cierto punto, esta recomposición se estancará y será necesario centrarse en un objetivo (perder grasa) u otro (ganar masa muscular).

En el caso de las personas con alto nivel de grasa, incluso un déficit calórico combinado con entrenamiento concurrente (ejercicio de fuerza más ejercicio cardiovascular) podría producir ganancias de músculo mientras se pierde grasa. En este contexto, es común que las ganancias de masa libre de grasa tengan repercusiones en el peso total.

Esto último puede llevar a cabo una cierta frustración si no se está al tanto de lo que sucede a nivel fisiológico. Según plantea Martín Tschuggnal, preparador físico argentino que promueve la recomposición corporal, “se puede mantener el peso y tener un cuerpo totalmente diferente, tanto en la salud como en la estética”.

“Tincho”, como se lo conoce en Instagram -donde acumula más de 90 mil seguidores-, se ha dedicado a promover la recomposición corporal como una oportunidad de mejorar el estado físico en pandemia.

Incluso estando encerrado en casa, con este método se pueden lograr transformaciones sorprendentes. “No importa el objetivo de cada uno, si se lo toman en serio, los cambios se notan en pocos meses o hasta semanas”, asegura Martín Tschuggnal. Y, tomando los ejemplos de sus alumnos, parece tener toda la razón.