Esports: videojuegos como deporte profesional

Los esports se han convertido en un fenómeno que llena estadios.

93
Los esports son competencias profesionales de videojuegos
Los esports son competencias profesionales de videojuegos.

Pocos ámbitos han crecido tanto en el nuevo milenio como el de los videojuegos. Antes vistos como una actividad para el ocio y entretenimiento en casa, hace ya bastante que el gaming ganó popularidad al punto de desarrollarse al nivel de un deporte competitivo.

Este fenómeno comenzó en Asia y rápidamente ganó adeptos de forma masiva en Europa y EEUU. En América Latina aún no es tan masivo, pero ya existen equipos que compiten a la par con asiáticos y europeos.

¿En qué momento creció tanto la industria de los videojuegos? ¿Quiénes apoyaron ese crecimiento?

A continuación un repaso a la historia y el presente de los esports.

Cómo grandes marcas impulsaron los esports

No hay dudas de que el crecimiento del gaming tuvo su base en el desarrollo tecnológico sin pausa que se ha dado en las últimas décadas. Pero también hubo otro factor importante: el aumento de los recursos económicos destinados al sector.

Recursos que, al menos desde 2018, dejaron de venir exclusivamente desde las empresas directamente asociadas al desarrollo de videojuegos.

Ese mismo año, Adidas marcó un hito al hacerle una camiseta a North, el equipo de esports del club de fútbol danés FC Copenhagen.

En 2019, la marca de las tres rayas empezó a crear zapatillas y chaquetas especialmente para equipos de esports, como Team Vitality y Team Heretics.

Nike firmó un trato de cuatro años con la liga profesional china de League of Legends, para vestir a todos los competidores. PUMA, mientras tanto, terminó de confirmar la tendencia, cerrando un acuerdo con el equipo Cloud9. De repente, los gamers tenían a grandes marcas respaldándolos.

La perspectiva de un gamer latino sobre los esports

Francisco Robin es un gamer profesional socio de Furious Gaming, uno de los equipos latinoamericanos más potentes. Entrevistado por Boldmind, se refirió a los factores que han hecho crecer tanto a la industria en la que compite.

“Creo que uno de los hitos principales en cuanto al crecimiento y consolidación en la industria del gaming fue el avance de la tecnología. Esto permitió que, a través de los años, y cada vez en forma más escalonada, las diferentes personas tengan acceso a entretenerse a través de videojuegos, cosa que hoy cualquiera puede hacer desde su teléfono incluso”, partió explicando.

“En cuanto al mundo del gaming competitivo, empezó a crecer exponencialmente con internet, esto fue muy importante. Antes necesitabas ir a un cibercafé para poder jugar con otras personas en vivo”, agregó.

“Con el tiempo, esta tendencia de competir no para de crecer, tanto en el nivel de aficionado jugando juegos online, hasta ser profesional y vivir de esto, no solo porque seas de los mejores en un juego, sino que el ecosistema hoy crece tan aceleradamente que salen juegos nuevos, hay jugadores profesionales y audiencia que lo consume”, complementó Robin.

Su experiencia también le otorga una visión de la escena mundial de los esports y del lugar que ocupa Latinoamérica dentro de ella.

“Latinoamérica hoy se considera una ‘región emergente’, creciendo a mucha velocidad”, aseguró.

“Esto por un lado genera la demanda de buenos jugadores, porque cada vez estamos más cerca en el nivel deportivo con otras regiones, y por otro lado también genera que se atraiga el interés de las diferentes partes de esta industria: equipos profesionales, jugadores, inversores, publishers, organizadores de torneos, marcas patrocinadoras, fans”, dijo Robin.

Por todo eso, su síntesis de lo que significan hoy los videojuegos es categórica: “Estamos ante la industria de entretenimiento más grande del mundo, más que la música y el cine combinados”.