Medidas para prevenir las alergias en primavera

La primavera llega, para muchas personas, con alergias que generan síntomas muy desagradables. Revisa las recomendaciones para evitarlas.

79
alergias de primavera
Revisa cuáles son los síntomas de las "alergias de primavera" y qué debes hacer para evitarlas.

La primavera llegó con sus temperaturas agradables y los árboles florecidos. Pero también la “maldita primavera” viene acompañada de la liberación de polen de árboles o hierbas, lo que provoca en algunas personas incómodas alergias.

Pero las “alergias de primavera” no existen como tales. Lo que pasa es que en esta estación comienzan a abundar los elementos alérgenos que ponen en alerta a nuestro sistema inmunológico. Por esto es que en esta fecha comienza la aparición de los síntomas clásicos de las alergias.

Las personas alérgicas presentan síntomas molestos que muchas veces son difíciles de reconocer o tratar. Aún más ahora, pues se pueden llegar a confundir con el virus del Covid-19.

De este modo, a continuación te presentamos sus principales causas, los síntomas que diferencian a estas alergias con el virus SARS-CoV2, tratamientos y recomendaciones para prevenirlas.

¿Cuáles son las causas de las alergias que detonan en primavera?

Las causas de las alergias son respuestas de nuestro sistema inmunitario ante la presencia de factores como la polinización de pastos, malezas y árboles. También el polvo y ácaros conforman los alérgenos o sustancias causantes de los trastornos alérgicos más comunes a partir de septiembre.

Cuando una persona es alérgica, su organismo reconoce estos elementos externos como verdaderas amenazas. Por ello producen anticuerpos y respuestas que pueden ir desde molestias leves hasta situaciones más complejas como la anafilaxia, una reacción alérgica grave.

Los principales síntomas que se presentan en las reacciones alérgicas durante la primavera son:

-Picazón en la nariz, garganta y paladar

-Congestión nasal y estornudos

-Conjuntivitis

-Inflamación y picazón de los párpados y el lagrimal

-Dificultad para respirar, tos y pitidos. Este conjunto de síntomas es conocido como asma polínico.

De este modo, para diferenciar el coronavirus de las alergias se deben enfocar en síntomas característicos de cada una de ellas. Por ejemplo, los del Covid-19 son malestar general, fiebre, dificultad para respirar, dolor en el pecho y tos persistente. Sin embargo, aunque comparten algunos síntomas, como molestias en la nariz, garganta y estornudos, siempre es importante identificar las diferencias.

¿Cuáles son los tratamientos para las alergias?

Los tratamientos para controlar las alergias pueden ser dos de acuerdo a un artículo publicado por el Laboratorio Norman:

La inmunoterapia (vacuna para la alergia): El tratamiento consiste en la administración del factor que provoca la alergia en dosis cada vez más elevadas, hasta un máximo preestablecido por el médico especialista tratante. Este proceso puede durar entre 3 a 5 años y es el único tratamiento capaz de mejorar la alergia e incluso puede lograr que esta desaparezca.

Los antihistamínicos: Son medicamentos que permiten aliviar los síntomas de la alergia. Estos fármacos bloquean la acción de la histamina, una sustancia química que genera nuestro cuerpo que provoca síntomas propios de la alergia. Algunos de los antihistamínicos más utilizados son la Cetrizina, la Desloratadina, la Ebastina, la Levocetrizina y la Loratadina.

Cabe señalar que de acuerdo a lo consignado por la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), los antihistamínicos deben ser recetados por un médico. Esto porque es necesario ser controlados para ver su evolución o si produce molestias y porque la efectividad de un medicamento dependerá de nuestro organismo.

¿Qué se recomienda para prevenir las reacciones alérgicas?

También es importante considerar algunas recomendaciones para prevenir las reacciones alérgicas que se dan en esta época del año, las cuales son señalas por ACHS y la Clínica Las Condes, entre las que encontramos:

-Considera los horarios con mayor producción de polen: Evitar en lo posible el contacto directo con los pólenes durante el período de polinización. Evita salir al campo, cortar el césped, barrer jardines o aceras. En caso de que no se pueda evitar, se aconseja usar una mascarilla.

-Evita el contacto directo con los alérgenos: El uso de gafas de sol pueden reducir la irritación conjuntival y lagrimeo

-Mantén las ventanas cerradas: para controlar el contacto con el polen en tu casa, auto u oficina, es recomendable evitar abrir las ventanas y utilizar otros métodos de ventilación.

-Considera los horarios con mayor producción de polen: Evitar salir al aire libre los días de mucho viento, ya que se produce un aumento en la concentración de pólenes atmosféricos.

-Evita secar la ropa al aire libre: Evitar secar la ropa durante las horas de máxima polinización, el polen queda atrapado en la ropa húmeda, por lo que es recomendable secar en tendederos interiores o secadora.

-Revisa el informe meteorológico y los índices de polen: Se recomienda informarse de los niveles de pólenes atmosféricos a los que es alérgico y extremar las precauciones si son elevados.

-Si se toma fruta u otros productos vegetales frescos, es imprescindible lavarlos antes de comerlos, podrían tener granos de polen impactados en su superficie.