“Mi papá quiere matar a mi mamá”: desesperado llamado a la policía

La niña pese al temor que sentía por la agresividad de la discusión intentó separar a sus padres, pero también resultó lastimada.

64
Mi papá quiere matar a mi mamá fue el llamado desesperado
"Mi papá quiere matar a mi mamá" fue el mensaje que recibió la Comisaría de la Mujer y la Familia de Mar del Plata.

“Mi papá quiere matar a mi mamá” es la frase que ha remecido a Argentina esta semana. Se trata del desesperado llamado de una niña de 11 años que dio aviso de una violenta discusión que estaban teniendo sus padres en la ciudad de Mar del Plata.

Según difundió Todo Noticias, la discusión comenzó luego de que la madre de la menor volviera a la casa ya entrada la noche y su ex pareja la increpara con preguntas para saber con quién había estado.

El tono fue subiendo rápidamente. Poco a poco los gritos se volvieron amenazas y los golpes no tardaron en llegar. La mujer cegada por la violencia de los hechos, tomó un cuchillo de la cocina para alejar al hombre que la agredía. Sin embargo, la discusión se volvió más violenta y en el intento de quitarle el cuchillo, ambos terminaron en un terrible forcejo.

“Mi papá quiere matar a mi mamá”

La información dada a conocer por el medio argentino agrega que la hija de ambos, al ver la gravedad de la pelea, intentó detenerlos y separarlos, pero no logró conseguirlo y recibió un golpe. Por lo que, atemorizada, llamó a la policía para denunciar los hechos y pedir ayuda, alertándolos con la frase “Mi papá quiere matar a mi mamá”.

Al momento de llegar la policía, se logró verificar que ambos padres tenían heridas en el cuerpo debido a forcejo que habían protagonizado, por lo que intervino la UFI de Flagrancia, a cargo de Maria Isabel Sánchez. La pareja fue llevada al juzgado de garantía de turno, por el delito de lesiones recíprocas en el marco de la ley 12.569 de violencia familiar.

La mujer realizó la denuncia en la Comisaría de la Mujer y la Familia, donde se impuso una medida cautelar de exclusión del hogar y restricción de acercamiento para la mujer y su hija.

La menor quedó a cargo del área de Minoridad y la madre se alojara en un hogar de tránsito para victimas de violencia de género hasta que entren en vigencia las medidas.