Nuevo alcalde de San Ramón acusa amenazas de narcos

Disparos al aire y frases como "andamos cargados con balas" denunció el alcalde de San Ramón, Gustavo Toro.

58
El alcalde Gustavo Toro ha recibido amenazas de narcos en San Ramón
El alcalde Gustavo Toro ha recibido amenazas de narcos en San Ramón.

Hace poco más de dos semanas, Gustavo Toro, ex concejal de San Ramón, asumió como alcalde de la comuna. Le ganó la elección a Miguel Ángel Aguilera, quien está acusado de varios delitos de corrupción.

Aguilera se encuentra en prisión preventiva luego de ser formalizado el pasado 26 de julio por los delitos de enriquecimiento ilícito, cohecho pasivo y lavado de activos.

En conversación con radio BioBio, Toro se refirió a las agresiones y amenazas que aún lo mantienen con custodia policial. También habló sobre las dificultades económicas y humanas que encontró dentro del municipio, y la pena que le genera el estigma del narcotráfico dentro de San Ramón.

“Ha sido bastante complejo, el municipio no tiene recurso y hay una sobre dotación de funcionarios. Por ejemplo, en el área de educación, para tres mil niños hay mil funcionarios, de los cuales pocos son profesores, la mayoría son administrativos o profesionales de área psicosocial”, comenzó diciendo el alcalde.

Tenemos problemas también en el área de la limpieza, contratos que se firmaron pocos días antes de que yo asumiera. Tenemos problemas con los proveedores que no han cumplido compromisos. Vemos un desorden grande, estamos viviendo en una municipalidad muy desordenada, algo como lo que se veía en los años noventa”, agregó.

Amenazas de narcos de San Ramón

Respecto de las agresiones y amenazas que ha sufrido por parte de narcos, el alcalde de San Ramón hizo un fuerte relato.

“Durante el tiempo que fui concejal, entre setiembre y marzo de este año, empecé a tener distintas agresiones. Siempre las tuve como concejal, desde el punto de vista de las funas que hacen por redes sociales o los gritos que alguna gente venía a hacer al concejo. Pero luego, hubo persecuciones y encerronas, me tiraron balazos. Son hechos enmarcados en una figura lamentablemente de un grupo cercano a él”, contó Toro.

“Los disparos fueron al aire, la primera vez estaba con mi secretario dentro de un colegio cuando me amenazaron. Los balazos fueron con el equipo de campaña en la población La Bandera, cerca de las 9 de la noche. La segunda vez también con el equipo de campaña, en la calle Bolivia a plena luz del día a las 10 de la mañana”, agregó.

Respecto de las amenazas, la situación fue igual de cruda. “La primera fue en octubre, tres personas se acercaron y me dijeron ‘andamos cargados con balas’, y que no tenían problemas en correrlas conmigo, así de frente”, relató.

“Los antecedentes que están en el Ministerio Público, por lo que hasta hoy tengo resguardo policial, tengo que andar escoltado por seguridad, conforme lo que ha dictaminado la Fiscalía y los tribuales competentes”, concluyó el alcalde.