Bolsonaro insulta a la prensa por cuestionamientos de compra

Al presidente de Brasil se le acusa de gastos irregulares en USD 440 mil en chicles y USD 3 millones en leche condesada

114

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, respondió con insultos a la prensa las denuncias publicadas por diferentes medios sobre las supuestas irregularidades en elevadas compras de alimentos durante el año pasado. 

“Cuando veo que la prensa me ataca, diciendo que compré dos millones y medio de latas de leche condensada (digo) váyanse a la puta que los parió. Esa prensa de mierda. Esas latas son para metérselas, a ustedes de la prensa, en el trasero”, dice Bolsonaro en el vídeo publicado en Telegram por su asesor.  

“Que la prensa se meta en el rabo esas latas de leche condensada”, agrega el mandatario bajo las risas de los presentes en el evento.  

Las acusaciones 

Según datos oficiales citados por los medios brasileños, el gobierno gastó 1.800 millones de reales (360 millones de dólares). Lo que significa un aumento por sobre el 20% en relación al 2019. 

Dentro de los gastos se destacan 440 mil dólares en chicles y otros 3 millones de dólares en leche condesada, que según Bolsonaro no faltan en sus desayunos. 

Desde el Gobierno se aclaró que tales gastos se refieren al Ejecutivo, incluyendo las Fuerzas Armadas, siendo la mayor parte de las compras destinadas a las raciones que se ofrecen a los militares en ejercicio.  

Las compras se justificaron en la premisa que la leche condensada posee un gran valor energético y alto grado de preservación. Mientras que los chicles ayudan en la higiene bucal en circunstancia que dificulta el lavado de dientes.  

Ataques a la prensa 

“Es degradante que un jefe de Gobierno se exprese de manera tan baja cuando se dirige a la prensa. Denota falta de educación, compostura y respeto por la sociedad. El ataque tosco demuestra una vez más que Bolsonaro ha superado los límites de la civilidad”, respondió en una nota la Asociación Brasileña de Periodistas de Investigación (Abraji).  

Según dicha entidad, que monitorean diariamente el discurso de odio propagado por el presidente y familiares, han atacado por lo menos 580 veces a la prensa. Dicha cifra corresponde al 85% de las agresiones de autoridades a los medios de comunicación del país durante el 2020.    


También te puede interesar: