Ni la música de “Ráfaga” pudo hacer reír a Mario Salas

El DT de Colo Colo se mostró autocrítico tras las derrota por 2-0 ante Estudiantes de La Plata. Además, le "paró el carro" a un camarógrafo en plena conferencia de prensa.

807
El entrenador de los albos no eludió en ningún momento el actuar de sus dirigidos (Imagen de Colocolo.cl).

Mientras el “Almirante” Barroso disfrutaba del show de “Ráfaga”, el “Comandante” Salas le “paraba el carro” a un camarógrafo. 

Ambas escenas ocurrieron casi en simultáneo, tras la derrota por 2-0 de Colo Colo ante Estudiantes de La Plata en una nueva versión de la Noche Alba. El defensor albo, primo de Ariel Puchetta -vocalista del grupo de cumbia- se animó y las hizo de corista en algunas canciones de los trasandinos. En el otro frente, su jefe, se mostraba autocrítico por el desempeño de sus dirigidos y molesto por el sonido de un celular.

“¡Oye!, ¡hey!,  ¡ten un poco de respeto por lo menos!”, le dijo a un camarógrafo mientras éste hacía uso del aparato una vez iniciada la conferencia de prensa. Sin embargo, la mirada del estratega fue más fuerte que sus propias palabras. La acción, eso sí, incluyó un cuasi abandono: enojado, Salas caminó hasta la puerta para dejar hasta ahí la conferencia de prensa si es que el camarógrafo en cuestión no guardaba su teléfono. Los colegas de la prensa miraban atónitos.

Una vez superado el impasse el entrenador -quien logró el milagro de sacar campeón a la UC dos veces seguidas- se refirió al desarrollo del juego.

“Este resultado no estaba para las expectativas de nadie. Salimos con la intención de lograr el triunfo, tratamos de hacerlo de nuestra manera y de nuestra forma”, dijo mientras más de algún reportero le bajaba el volumen a su smartphone sin que nadie se diera cuenta.

También tuvo palabras para el grupo de ataque. “Nos generamos muy pocas ocasiones de gol”, reconoció. Respecto del trabajo sin dominio de balón fue tajante: “Nos descoordinamos en la presión”, lanzó.  “El primer tiempo estuvo bastante coordinadito y organizado, en el segundo nos cansamos un poco”, agregó. Sobre los próximos refuerzos confirmó que “serán jugadores de medio campo hacia arriba”.

Y antes de finalizar su exposición agregó que el Caso Gaete -que tuvo como protagonista al joven delantero que desechó la oportunidad con la que sueñan miles y miles de niños en todo el país- es un caso cerrado. “Eso ya está zanjado”, lanzó.