Carabinero acusado de cegar a Gustavo Gatica salió de prisión preventiva

Claudio Crespo, el carabinero acusado de provocar las lesiones que dejaron ciego a Gustavo Gatica, se vio favorecido por la resolución judicial.

66
Carabinero acusado Gustavo Gatica
Claudio Crespo, el único acusado en el caso de Gustavo Gatica, vio aligeradas sus medidas cautelares.

La Corte de Apelaciones de Santiago modificó este martes las medidas cautelares sobre Claudio Crespo, el ex carabinero acusado de haber efectuado disparos de balines de goma que causaron la ceguera de Gustavo Gatica en el marco del Estallido Social.

La resolución del tribunal fue revocar la prisión preventiva en la que se encontraba Crespo. En su reemplazo dispuso la obligación de firma quincenal y arraigo nacional.

El ex teniente coronel cumplía con la reclusión desde el 21 de agosto de 2020. Esto luego de que la Fiscalía presentara pruebas balísticas y registros audiovisuales de los hechos y lo formalizara por el delito de apremios ilegítimos con lesiones graves gravísimas.

La determinación de la quinta sala del tribunal, que concedió la apelación presentada por la defensa del ex funcionario policial, contempla que “resulta materialmente imposible que pueda perpetrar delitos de la misma naturaleza que el investigado”, debido a que Crespo fue dado de baja de Carabineros.

La resolución además considera que el imputado tiene “irreprochable conducta anterior”. El fallo fue tomado por dos votos contra uno.

Reacción de Gustavo Gatica tras liberación de carabinero acusado

“Esta es una noticia que nos golpea bien duro a mí y a mi familia, porque realmente él quedó en libertad, ni siquiera con arresto domiciliario”. Esas fueron parte de las declaraciones de Gustavo Gatica en un video difundido en redes sociales, pocos minutos después de conocerse el fallo de la corte.

El estudiante de Psicología reprochó que “el tribunal determinó que no es un peligro para la sociedad. Eso me lo cuestiono mucho, ya que yo, mi familia y mis cercanos sí nos sentimos vulnerados por él y sentimos que sí es un peligro para la sociedad”.

“Él va a andar en la calle igual que nosotros y es un miedo que tenemos. Esperamos nunca encontrarnos con él, pero lamentablemente la justicia lo puso en el mismo lugar que nosotros”, expresó el joven.

“Me lo tomo con calma, pero espero que la justicia pronto actúe como corresponde”, cerró.