Solo una ciudad chilena cumple con los índices de calidad del aire de la OMS

Los nuevos índices de calidad del aire establecidos por la Organización Mundial de Salud ponen en evidencia el atraso en este ámbito en Chile.

90
Santiago es una de las ciudades con peor calidad del aire en Chile
Santiago es una de las ciudades con peor calidad del aire en Chile.

Punta Arenas es la única ciudad de Chile que cumple con los nuevos índices de calidad del aire establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así lo demuestra un estudio publicado por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV).

La actualización de los índices redujo a la mitad los niveles de exposición anual recomendables para elementos contaminantes como el material particulado PM2,5 (de 10 µg/m3 a 5 µg/m3), casi un 70 % la exposición diaria al dióxido de azufre (de 125 a 40 µg/m3) y un 75 % la media anual de exposición al dióxido de nitrógeno (de 40 a 10 µg/m3).

La norma de Chile se encuentra hoy muy por sobre esos estándares. Para material particulado PM2,5 establece 20 µg/m3 media anual; para el dióxido de azufre 150 µg/m3 en 24 horas; y para el dióxido de nitrógeno 100 µg/m3 como media anual.

Todas las ciudades del país escapan a los nuevos parámetros de la OMS, con excepción de Punta Arenas en la zona austral. Eso pone en evidencia un escenario adverso en cuanto a calidad de vida sus habitantes viviendo en condiciones atmosféricas dañinas para la salud.

El director del Centro de Acción Climática de la PUCV y experto en contaminación atmosférica, Marcelo Mena, dijo a Efe que la actualización de la OMS aparece en un contexto de descarbonización comprometida a nivel global, proceso en el que Chile debiese a su juicio acelerar el paso.

“Hacer normas de calidad de aire como las hacemos en Chile balanceando costo beneficio para poder optimizar no es un camino que sea indicado en un escenario posestallido social y posacuerdo de París”, señaló Mena.

Mena enfatiza en que son los estudios científicos los que construyeron el marco del Acuerdo de París. En esa convención Chile se comprometió a impulsar políticas públicas que aseguren un futuro con máximo 1,5 grados Celsius de aumento en la temperatura de la Tierra.

“La ciencia de la calidad del aire nos dice que no hay umbral seguro para la contaminación. Y tenemos que reducir al máximo las concentraciones permitidas. Hay que bajar la contaminación de Santiago en casi un 80 por ciento respecto a niveles actuales, porque afecta a toda la región”, agregó.

Y es que la capital chilena lidera el ranking en América Latina como la ciudad más contaminada según los resultados del World Air Quality Report 2020, con 23,6 µg/m3 de material particulado 2,5.

“Esto demuestra que no es compatible el cumplimiento de la normativa con combustibles sucios. La leña, la quema agrícola, el carbón, el diésel, la gasolina, todo eleva los niveles de contaminación. Aire limpio y cambio climático van de la mano, no hay clima seguro sin aire limpio y viceversa”, concluyó Mena.