Conoce si puedes acceder a los bonos para cesantes

¿Sabes si eres beneficiario de los bonos para cesantes? Conoce aquí cuáles son los bonos, los requisitos y qué debes hacer para recibirlos.

86
bonos para cesantes
Revisa cuáles son los bonos para cesantes que impulsó el Gobierno y cómo puedes acceder a ellos.

Los bonos para cesantes se han impulsado por el Gobierno por los efectos negativos de la crisis sanitaria del Covid-19 sobre la economía. La crisis sanitaria ha llevado a que las cifras de desempleo en Chile superen los dos dígitos.

Justamente, para quienes hayan quedado cesantes es que se impulsaron bonos para palear esta situación. Es importante destacar que para acceder a los beneficios es imprescindible tener el finiquito firmado y en su poder. Este documento es fundamental para confirmar el término en la relación laboral por renuncia o despido entre un trabajador y su empleador.

Mediante estas medidas, se busca reactivar la economía y motivar a la población a conseguir un nuevo trabajo. El Gobierno también creó el IFE Laboral, que está contemplado hasta en el presupuesto 2022. Este beneficio entregará aportes monetarios directo para los trabajadores que encuentren un nuevo trabajo.

Conoce los bonos para cesantes

Seguro de Cesantía

Para trabajadoras y trabajadores dependientes con contrato (indefinido, a plazo fijo, o por obra o servicio). Están afiliados automáticamente, todos quienes iniciaron actividades laborales a partir del 2 de octubre de 2002.

Se trata de los recursos que el empleador aporta mensualmente del sueldo del trabajador, más lo que el propio trabajador ha juntado a lo largo de su vida laboral en la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC). Estos son los beneficios que entrega:

-Un monto de dinero.

-Beneficios de salud.

-Pago de asignación familiar.

La solicitud se debe realizar directamente en la página del Seguro de Cesantía (AFC) donde debes ingresar tu RUT y clave.

Fondo de Cesantía Solidario

Este aporte garantiza beneficios a afiliados a la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC) que no cuentan con recursos suficientes en su cuenta individual de cesantía al momento de perder su trabajo.

El fondo se financia con aporte estatal y con el 0,8% de la cotización del empleador (para quienes tienen contrato indefinido) o el 0,2% de la cotización del empleador (si es contrato a plazo fijo, por obra o faena). Se puede solicitar hasta 10 veces en cinco años.

Para realizar la solicitud, se debe acudir a una sucursal de AFC Chile con el finiquito ratificado por un ministro de fe u otro documento que acredite su cesantía y Cédula de identidad vigente.

Otros beneficios 

Subsidio de Cesantía

Permite a trabajadores que no están afiliados al seguro de cesantía acceder a una ayuda económica mensual, por un período máximo de 360 días. También contempla asistencia médica gratuita en consultorios y hospitales del Servicio Nacional de Salud, recibir asignación familiar y asignación por muerte, en caso de fallecer.

El aporte debe ser solicitado ante la institución previsional que corresponda al trabajador subsidiado (Instituto de Previsión Social o caja de compensación).

Cuenta de ahorro de indemnización

Este aporte complementa o sustituye la indemnización legal por años de servicios (y a la cobertura del Seguro de Cesantía). Puede ser cobrada en la respectiva AFP donde se está afiliado, presentando los documentos que acrediten el término del contrato de trabajo.

Para los trabajadores dependientes en general, esta cuenta se puede abrir pactando con el empleador el aporte mensual de este último para cubrir la indemnización a todo evento.

Para los trabajadores de casa particular, esta indemnización está establecida en la ley, por lo que los empleadores tiene la obligación de efectuar los aportes y el trabajador el derecho de cobrar la prestación al término del contrato. Además de esta indemnización, por ley, desde el 1 de octubre de 2020, los trabajadores de casa particular también tienen derecho al Seguro de Cesantía.