Dinamarca levantó todas las restricciones contra el Covid

El gobierno danés adelantó varias semanas el levantamiento de todas las restricciones contra el Covid-19 que tenía planificado.

131
Dinamarca dio por superada la pandemia de Covid-19
Dinamarca dio por superada la pandemia de Covid-19.

Dinamarca volvió a la normalidad después de que este viernes fueran eliminadas las últimas restricciones impuestas por la pandemia de Covid-19.

La desaparición de las restricciones estaba prevista para el 1 de octubre. Sin embargo, se adelantó tres semanas debido a que las autoridades consideran controlada la epidemia. Esto se debe al alto nivel de población vacunada, más del 73%.

Dinamarca ya había eliminado las mascarillas en interiores en junio y, desde el 1 de septiembre, se habían levantado las limitaciones de aforo para grandes eventos y reabierto las discotecas. Eso sí, todavía era necesario presentar un “pasaporte Covid” para acceder a algunos lugares.

Esa exigencia desapareció este 10 de septiembre, día en el que expiró la categorización del coronavirus como una enfermedad crítica para la sociedad.

Cómo enfrentó Dinamarca al Covid

Al igual que el resto de países nórdicos, Dinamarca no confinó nunca a su población ni impuso las mascarillas en exteriores. Sí aprobó un amplio cierre de la vida económica y social durante la primera y segunda olas del coronavirus.

Pero las autoridades danesas han mantenido controlada la epidemia en niveles moderados o bajos de hospitalización y muertes desde febrero, gracias a una estrategia basada en el testeo masivo, rastreo de contactos y secuenciación de pruebas.

Así, en abril inició una lenta desescalada que recibió un impulso desde junio, cuando fueron eliminadas las mascarillas en interiores salvo en el transporte público, apoyada sobre todo en la introducción de un “pasaporte Covid“.

Por supuesto, algo que contribuyó decisivamente en esta vuelta a la normalidad fue la tasa de vacunación. Dinamarca presenta unas de las cifras de vacunación más altas en el mundo: el 75,7% de la población total ha iniciado el proceso (más del 86% de los mayores de 12 años) y el 73,1%, lo ha completado, según los últimos datos oficiales.