Gobierno propone eximir a policías de responsabilidad penal por “uso racional de la fuerza”

La propuesta sugiere eximir a policías de responsabilidad penal al realizar detenciones, desalojos, repeler agresiones o disolver reuniones.

53
eximir policias responsabilidad penal
Gobierno envía proyecto que busca eximir a policías de responsabilidad penal cuando hagan "uso racional de la fuerza".

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, presentó a las comisiones de Seguridad del Senado y la Cámara una nueva propuesta para eximir de responsabilidad penal a las policías. Esta se suma al proyecto que fortalece el Estatuto de Protección a las Policías. En él ya se indican ocasiones en que funcionarios podrían quedar libres de responsabilidad penal.

De acuerdo a La Tercera, la propuesta plantea que uniformados queden exentos de responsabilidad penal “cuando se haga uso racional de la fuerza en el ejercicio de sus funciones”.

Según la propuesta, dichos uniformados serían: “Miembros de Carabineros, Policía de Investigaciones, de Gendarmería de Chile, Autoridad Marítima y su personal, en el desempeño de sus funciones de Policía Marítima”.

A ello se suman “miembros de Fuerzas Armadas, en las funciones que ejercen durante estados de excepción constitucional y actos electorales y plebiscitarios”.

Cómo explica el Gobierno su propuesta de eximir de responsabilidad penal a las policías

A partir de lineamientos establecidos por la ONU en 1990, el texto “regula las hipótesis en que se entenderá que hay uso racional de la fuerza aplicando principios de necesidad y proporcionalidad de la fuerza policial”.

Por ejemplo, al cumplir una orden administrativa, como un desalojo, “evitar concreción de riesgo vital, repeler agresión, evitar fuga y disolución de reuniones no pacíficas o con armas”.

Según el Gobierno, esta precisión viene a subsanar la falta de una norma clara que delimite cuándo el efectivo puede usar su arma de servicio. Eso sin contar lo establecido en el Código de Justicia Militar de 1944.

Todo esto cuando, acorde a lo planteado, gran parte de la discusión en tribunales se centra en si se cumplen los requisitos de legítima defensa del Código Penal.

“¿Cuál es el nivel de fuerza que un policía puede usar para detener a una persona ante la comisión de un delito? Hoy, el Código Procesal Penal da para detener, pero tenemos distintas interpretaciones y regulaciones. Es necesario entregar la legitimidad que requieren las policías y los encargados del orden público en la actualidad”, expuso Galli ante el Senado.

Con el fin de que la iniciativa se redacte en la ley, la Subsecretaría del Interior pidió a parlamentarios oficialistas ingresar una indicación que norme el uso racional de la fuerza.

Algo que ya hizo el diputado Osvaldo Urrutia (UDI) en la Comisión de Seguridad Ciudadana. Urrutia pidió que la eximente de responsabilidad penal establezca reglas apegadas a los estándares internacionales de DDHH.

Agravantes y limitantes contra agresores de funcionarios

Por otra parte, la propuesta del Gobierno busca crear una agravante en ataques a funcionarios de Carabineros, la PDI o Gendarmería. Y pide que se contemplen una serie de especificaciones.

Entre ellas están el intento de homicidio, castración, lesiones, acometimiento o resistencia violenta, empleo de fuerza o intimidación contra funcionarios. También que el imputado esté con el rostro cubierto para ocultar su identidad, o actúe “en grupo o en despoblado”.

Otro inciso establece que condenados por ataques contra policías o gendarmes deban cumplir dos tercios de su pena para acceder a la libertad condicional.