Sichel y el retiro del 100% (de su credibilidad)

La credibilidad de Sebastián Sichel se desplomó, tras pasar de oponerse al retiro de fondos de las AFP, a pedir que se saque el 100%.

181
Sebastián Sichel retiro
Luego de oponerse a los retiros de 10% de las AFP, Sichel ahora quiere sacar el 100%.

Se opuso a todos los retiros de las AFP. Pero los aprovechó cuando se aprobaron. Y cuando quedó en evidencia, Sebastián Sichel quiso subir la apuesta apuntando a un retiro del 100%.

Verlo tratando de darle vuelta a la situación me hizo recordar aquel concepto que hizo popular Patricio Oñate en los año ’90: “chanta”. Solo que este sería como el hermano grande y bonito del “Chanta”. El “Chanta mayor”, digamos.

Porque una cosa es que Sichel cultive las formas impostadas en lugar de las naturales, o que se desviva tratando de mostrar sus tatuajes, pero de ahí a pretender engañarnos a todos con su doble y triple discurso… por favor.

Me pregunto qué pensarán ahora los asesores que le aconsejaron no contar que había sacado fondos de su AFP cuando se aprobaron los retiros. Peor aún, qué pensaran de esa “jugada discursiva estratégica” de argumentar distancia con el “debate moral”.

¿A dónde iban con eso? ¿Acaso pensaban que si Sichel decía que no iba a “caer en ese debate moral” la gente se iba a hacer la idea de que no hizo los retiros? ¿De que no quería decirlo solo para no entrar en conflicto con las autoridades de gobierno -y de su comando- que sí los hicieron? ¿En serio? ¿¿¿En serio???

Y luego vino el “remate maestro”, cuando tras 5 días de insistencia por parte de periodistas serios y condescendientes por igual, vino la gran revelación/confesión. Por supuesto, el “movimiento ganador” no era el dato, sino la dada vuelta de chaqueta casi sobrehumana que lo acompañó.

Porque oponerse a los retiros y aprovecharlos, mal. Pero, Sichel, irse al otro extremo, a promover un retiro del 100%, con el argumento de que no hay que dejarle esa plata al Boric o a la Provoste porque podrían expropiarla… ¡te pasaste, viejo!

Por un lado, discurso del terror que sólo te comprarían partidarios de Kast y personas de ese nivel reflexivo.

Por otro ¿tan derrotado te sientes ya? ¿Tan claro te parece que te van a ganar las elecciones? ¿Y con qué cara vas a salir ahora a buscar votos?

Te pasaste de chanta…